Poesía española

Poemas en español


Dikt La nave fantasma

-¿Has oído, Joaquín? Del mar y el viento,
Dominando el rumor,
Me pareció escuchar hace un momento
El grito de «¡Babor!»

¿Qué será? De prudencia es el aviso,
Y algo debe pasar:
Aún las Azores desde aquí diviso;
¿Si iremos a encallar?

Sereno el cielo está; la mar desierta,
Los astros copia fiel:
¿Qué significa la señal de alerta
Que dan al timonel?

¿Nada ves?-Del Atlántico la alfombra,
Sin principio ni fin…
-¡No! Yo distingo lejos una sombra…
Ya sé lo que es, Joaquín.

Mira: un bajel perdido y sin gobierno
Entre las olas va;
La cólera lo empuja del Eterno:
¿Dónde lo llevará?

En vano le hace señas nuestra nave,
Truena en vano el cañón:
Sólo el profundo mar la historia sabe
De su tripulación.

¿De qué puerto de América o de Europa
Salió el roto bajel?
¿Qué nombre escrito llevará en la popa?
¿Cuántos iban en él?

¿Será tal vez la suya nuestra suerte?
¿Desecha tempestad,
Combate inútil, ignorada muerte,
Silencio y soledad?

Las doce son; acaso en este instante
Alguno piensa en mí,
Y – Dios tenga piedad del navegante –
Murmura para sí.

Media noche, Joaquín; pues no hay remedio,
Volvamos al cajón;
La vista de esas olas me da tedio;
Huele a panteón.

EPÍLOGO

A la mañana del siguiente día,
El sol al despuntar,
Un cadáver flotando se veía
Sobre el tranquilo mar.

Triste despojo de la nave sola,
De ella flotaba en pos;
¡Un momento después barrió una ola
El surco de los dos!


Dikt La nave fantasma - Manuel Del Palacio