Poesía española

Poemas en español


Dikt Besos fatales

Llegó, pues, el día del despido.
Cansado de este mundo, desolado,
El poeta, errante desterrado,
Buscaba el gran descanso en el olvido.

Encerrado, en la barraca de madera,
Ante una copa caviló sus penas.
Sentía ya que corría, por sus venas,
El remedio final de su quimera.

Desfiló, por su mente delirante,
Toda una lira escrita en prosa y verso
Donde el niño, de cutis blanco y terso,
Se aunó al ahora triste amante.

Perdió entonces la razón, en punto incierto,
Y creyò ver a su amada allí, en la copa,
Quiso llevarse su imágen a la boca.
Sorbió el veneno y calló…muerto.


Dikt Besos fatales - Marco Antonio Quiñónez Flores