Poesía española

Poemas en español


Dikt Veranos de castilla

Los dorados atardeceres de Castilla

Camino de la era con el sol rodando

Sobre los ejes de las grandes ruedas.

Los grandes carros camino de la era

El ascendente polvo que levantan

Las patas de los animales serios.

En Castilla nadie le pone nombre

A los animales porque son viejos

Como las losas y como el sol

Y como los grandes carros de grandes

Ruedas que ruedan lentamente

Con el trigo camino de la era.

El universo salta sobre las piedras

Y obliga al equilibrio de los brazos

Vestidos de sol y tierra y espigas

Entre los tensos hilos que tejen

Las golondrinas sobre la tela azul del aire.

La risa es una pelota que va y vuelve

Por el lomo triste de los animales

Que tiran del carro sobre las tapias de adobe.

Risa joven y larga y redonda que vuelve y va

Hacia la era donde los animales giran

Como relojes sobre la paja.

El trigo se hace montaña

Altas cumbres donde van a posarse

Pájaros y sol y las cabezas

De los hombres con manos duras

Que adormecen de su trabajo

Al frescor del trigo recién recogido.

Veranos de Castilla.

Felices días sin torna posible

Blancos y azules y dorados

Como sólo son los días de la infancia

Cuando aún la infancia no existe.

¿Adónde se fueron los carros de las grandes ruedas?

¿Y yo?

¿Qué senda tomaron las eras

Y los animales sin nombre

Las manos de aquellos hombres?

¿Y yo

En qué juego de niños me quedé

Dormido para siempre?

Veranos de Castilla.

Imposibles ya veranos de Castilla.


Dikt Veranos de castilla - Miguel Rojo