Poesía española

Poemas en español


Dikt Qué permanente en su tenaz empeño

¡Qué permanente en su tenaz empeño,

Arriesgándose en juegos de vacío!

¡Qué empecinada en esta lucha sorda

Con fantásticas voces transterradas!

Se oyen murmullos y susurros – gritos,

Alguna vez-, y las maderas viejas

Se duelen del olvido, y en la oscura

Escalera tropiezan los fantasmas…

Pero sigue, tenaz, en pie. Las altas vigas

Arropadas por sedas de arañas laboriosas,

Por las marchitas cintas de las trenzas,

Por visillos rasgados, por sudarios…

Y, apenas se abre el día, entre rendijas,

Un cuchillo se agita como llama

Que desvela el olvido, descubriendo

En un rincón, rencores desvaídos…

Pero no se alzará la ira. ¿Para qué?

Ya nadie tiene oídos para el llanto.


Dikt Qué permanente en su tenaz empeño - Paz Díez Taboada
 »