Poesía española

Poemas en español


Dikt Para el amor: la tierra

Cuando era niño,
Domaba los árboles de mi padre uno a uno,
Pasando tan a menudo por encima de ellos,
Que nada les dejaba de su tiesura. No dejé uno solo sin conquistar.
Fui un gran columpiador de ramas
Y a menudo sueño que volveré a serlo.

También te conocí entre arboledas,
En aquel parque. Era primavera
Y los gajos estaban a punto de estallar en flor.
El primer beso fue como trémula lluvia
Repetida sin fin sobre el follaje. Nuestros hijos
Nacieron y crecieron felices durante los años
Del asombro y la ternura que eternizamos juntos.

Ahora que has dejado la vida,
Y mi soledad es mas honda que el silencio,
Me acerco más a la naturaleza, al río,
Que vive atado con la fuente que lo llora.

Si hoy donde tú estés escuchas
Que alguna voz te nombra,
Seré yo en mi viaje repitiendo:
«Amada mía, nada hay para el amor,
Como la tierra».


Dikt Para el amor: la tierra - Roberto Ramón Díaz Blanco