Poesía española

Poemas en español

La chilin

Un día azul de palabras mágicas mi padre la trajo a casa. Los árboles se mecían con sus largos vestidos […]

Niños de escarcha

Carta a Pulgita PULGITA: ¿Que haces sentado dejando escapar tu vida entre pedazos de vidrio? Descubre tu rostro en el […]

Sus celos

Esta noche, quiero arropar tu alma, llenarte de una fuerza divina, aumentar tu luz interior con este amor inmenso que […]

Sonríes

Leo La Crónica de Hoy en el periódico La Estrella de Panamá, 24 de abril de 1960 donde Stela Sierra […]

Apocalipsis

He dejado caer mi carga en el abismo de tus manos… He dejado caer lo que me hiere: Tu veneno […]

La princesa de la noche

Vuelve la noche con su pecho callado, para alzarnos en su marea hacia un Puerto sin astros… Un pájaro la […]

Él

El es mi roca y mi lámpara. Aligera todos mis pasos y me salva de las aguas profundas. El me […]

Moza

¡Qué osadía el querer abrir los velos de la muerte!… En las hojas pálidas, y en las aves de los […]

Las colinas

Es un día triste. Pasa el dolor y devora los cuerpos solitarios. Deja su Huella en las Colinas… y arranca […]

Hundido a mi silencio

Me vestiré sin prisa, mientras tu luz anida en el gemido de mi pecho, encadenada a tus surcos, tus barrancos […]

Tu verbo a solas

Déjame esta noche adormecer en tus ojos, Quiero quedarme en ellos Sin estos brazos cansados de esperar, una pasión eterna. […]

Plegaria

Tomo un nuevo acento para hablarte y repetir mi plegaria. Sé que tus ojos me miran y recuerdas este corazón […]

Con el velo en la noche

Cuando cubres mi espalda con el velo de la noche y cruzas en silencio el húmedo paisaje de mi cuerpo, […]

Gallito

A ese niño que duerme en la Plaza Libertad. Puño crispado, invisible y alerta. Colgado del cuello y amarrado con […]

Llamas húmedas (i-iii)

I Bésame hondo y agudo, con un amor de viva llama; con sed, intensa, fuerte. Bésame en la rasgada noche, […]

Amor eterno

Fallezco en el intento de tocarte, amor de tierra, espacio y piel, porque este viento sólo habla de tormentas y […]

El hogar de mi padre

La fronda ha vestido a las colinas y un remanso de azules decora el cielo con serenos cristales, Hay paz […]