Poesía española

Poemas en español


Dikt El verdadero mundo

Recuerdo el viento claro de otras tardes.

Tocando castañuelas prodigiosas
Le daba larga cuerda a mi niñez.
Yo le pasaba alegre mis cabellos,
Mi falda, y él, jugando, se los daba
Al perro que ladraba tras de mí.
Correr, reír, morir de golpe sobre
El liso pasto, la colina aquella,
El verdadero mundo a la intemperie
En donde el sol echaba mil monedas.
Después, de flores sucia todavía,
Volver a la casona mansamente.

Mi voz quedó colgada de las ramas.
Mis ojos se vaciaron en garúas.
También perdí mi nombre. ¡Nada! ¡Nadie!
Soy yo sin la niñez de mi alegría.




1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,50 de 5)

Dikt El verdadero mundo - Delfina Acosta