Poesía española

Poemas en español


Dikt Hombre común

I

Limpia su oído
Afila su palabra
Justifica su moral de acero
En la teosofía de la piedra
Inclina su cabeza ante un niño
Paria y Hombre fiero
Nieto del fuego
Amado por los hijos de Changó
Y los abuelos del Jaguar
Posee una y otra conciencia
Pacifica y bravía.

II

¿Este hombre del pueblo?
El más culto del mundo
Este hombre clásico
El loco
Caminó entre hombres rojos y amarillos
Y centauros heridos
Bien al lado del corazón.

III

Ese hombre raro
Nace y muere de amor
Con pose de león
Con pie izquierdo levantado
Con bendición de muertos felices
Dueño de ángeles
Cohabitando un jardín
De torogoces ajenos
Tiró toda secta
Abandonó sus tristezas
Retornó a los ríos
A los esteros de abril
A la desnudez del mar

IV

Padece como hombre guerrero
Se estira
Veloz
Entre las disputas de la tierra
Venció poderosos
Dialogo con simples y libertos
Compartió su mesa
A pesar de su pobre solemnidad
Medió su paciencia con los dioses
Y con las bestias de los últimos días

V

Los hombres hienas avanzan contra él
Y él no avanza con ellos.
Tras la verdad se oculta
Frente a la mentira se disfraza.
Contra la hipocresía sonríe.
Ante la injuria eructa su soberbia.
Alto. Audaz. Ágil, se ventura sin miedos.
Sus temores son sus maestros.
Es el resumen de un viento frío
Que equivocó su ruta.
Sin remedio olvida sus dolores.
Con sus manos recoge las virtudes y las devuelve.
¿Quién le merece sin agradecerle,
Quien digno de su olvido?


Dikt Hombre común - Edgar Iván Hernández