Poesía española

Poemas en español


Dikt Hombre secular

Todo está en contra del hombre secular:
La marea que truena
En los silencios de la palabra,
La fruta ácida que se encuentra
En medio de la sed,
La órbita sorprendida por Newton y Copérnico
Y que ahora, entre los simios,
Es el dogma de las esferas;
La veloz ráfaga que viene de los calendarios
Y el otoño de días y horas
Donde gira el inconforme,
El universo fragmentado
Ante la primera pregunta del niño
Y ante el sueño precoz de los astrónomos.
Todo está en contra
Del que va desnudo
Con un arreglo floral para el forense,
Las enormes vitrinas bajo las cuales
Surge el amor de los ciegos,
Los símbolos patrios, el candado de las fronteras,
El tañido escrupuloso de las campanas
Que avisan el desastre,
La prudencia de los anarquistas,
La bala que se oxida
En la ruta sanguínea de lo tiempos;
La limpieza de la muerte,
La nostalgia inútil de los ebrios
Recién casados,
El soltero que desgusta
Los platos fríos de la soledad,
La polilla que engorda de luz
En las bombillas abandonadas,
Los burdeles donde se ama con uñas y dientes
Con un amor más tierno que el de los enamorados.
Las oficinas del tedio,
La oración cifrada
En la administración de Dios,
El goteo de santos y blasfemos,
Los que esperan una llamada
O un signo de fe trás la orgía,
Los que buscan empleo
Para ser objetos de burla
O simple objetos de inventario.


Dikt Hombre secular - Fabricio Estrada