Poesía española

Poemas en español

La paloma equivocada

A Rafaél Alberti. Norte, sur, este, oeste… Una paloma de otra torre venida, desnortada, de balcón a balcón – tibia […]

Facultad de volver

La ciudad se termina junto a un río sin sueño baja, con su costumbre de muchacha de campo, a mirarse […]

Compromisos antiguos

Tengo algunos antiguos compromisos de los que quisiera liberarme ahora recordando. Por ejemplo aquel con el niño pobre y no […]

Tú y yo sobre la tierra

No le digas a nadie que me hastía la rosa; cuando llega a los labios, su verdad me subleva que […]

Dedicatoria

A mi hijo Esto que tienes ante ti, hijo mío, es España. no podría decirte – y no puedo, al […]

Primavera de un hombre

(Primer recuerdo de Soria) Por Soria está ya la sierra pura enseñando su azul entre la nieve, y entre el […]

Llegada

La luna de agosto viene en hombros del Guadarrama. Tus tejados, Luisa Esteban, hace tiempo que la aguardan. La luna […]

Víspera hacia ti

Doblaban en el viento las banderas de todos los adioses que esperabas. Caían copos blancos de chilabas por una despedida […]

El lazarillo

Mi abuelo estaba ciego. ¿Era noviembre…? Pensaba yo en el árbol que él oía en una contemplación desorbitada, cuando alteraban […]

El collar de la paloma

¿Quién es el vencedor?, ¿quién el vencido? En el amor no vence nadie. El hombre no vence en el amor. […]

En la tumba de keats

Cementerio de protestantes «Aquí yace Adonais. Su nombre estaba escrito sobre el agua». Ni una flor, ni un poema, ni […]

Soneto a madrid

Centro de España, corazón, latido de fecundas y unánimes orillas almena singular de las Castillas, faro de luz, señero y […]

Tregua

Mis ojos van por estos árboles, pájaros tristes del otoño, desalentados, con memoria de los verdores más remotos. Dudan, avanzan, […]

Ya no tengo miedo

«Yo, siencioso, en un rincón tenía miedo» R. D. No; ya no tengo miedo. De noche, algunas noches hace mucho […]

Fábula

I Por el puente y el río, dos caballeros. Uno era peregrino y otro guerrero. Por el río y el […]

Oda a una pelotari

«Cuatro palomas vuelan y tornan, llevan heridas sus cuatro sombras» F. García Lorca. Donde no se podía llegar, donde el […]

Elegía en covaleda

I Después de muchos años, he venido hasta el propio rincón donde te haces tierra sin descansar. Nunca hay descanso […]