Poesía española

Poemas en español


Poema Valle de elqui

Al final de una larga hondonada

Entre montes ásperos donde, el desierto de Atacama

Se detiene sólo por una chifladura: el Valle de Elqui

Con magulladuras en el alma, eran días tensos,

De vicios crueles simulando euforia

Que se derramaban en rigurosas apatías.

Tenía monstruosas pesadillas que me parecían semejantes:

Margaritas voraces que se expandían en mis raíces

Y luego trepaban hasta el cerebro y me aniquilaban

Con la blancura de sus pétalos

El sol era una entelequia traslúcida en tanta tierra árida

En aquel predominio de alucinaciones minuciosas,

Por la altura y los vientos tramontanos

O en los miedos que me mantenían insomne

Desbarrancándose entre el Pisco y las neuronas.

El verano renunciaba poco a poco a ser cálido

Las galaxias se acercaban en la noche como racimos de uva

Que se podían coger con las manos.

Los montañas tocaban con sus cumbres las estrellas

Palpó mi mente el cruce de los Cárpatos

En un Taunus estrafalario del sesenta y dos

Como un recuerdo extravagante y remoto

En una noche de luna nueva en el otoño setenta y cinco.

La soledad era la misma pero con un espacio diferente

Margaritas silvestres que se propagaban en mis cimientos

Y en seguida, ascendían hasta mi cabeza y me abatían

Con la pureza de sus corolas.

Las constelaciones eran una presencia diáfana en este

Suelo estéril y sus elevaciones

Los espejismos dispersados por todas partes

Y la fosforescencia de los astros se revertía

En implacables espectros.

El Valle de Elqui al fondo de una extendida angostura

Y yo intranquilo en la solidez de la altiplanicie

Con mis artificiosos espantos.


Poema Valle de elqui - Sergio Badilla Castillo